Parque de la “Exposición Nacional y Aniversaria Rumana” - 1
Parque Carol
Bucarest
1905-1906

Urbanista-peisagista
Edouard REDONT

Arquitectos : Stefan BURCUS, Victor STEFANESCU, Alexandru CLAVEL, Nicolae GHIKA BUDESTI, Grigore CERCHEZ, I.D. BERINDEY, Grigore CALINESCU

"Casi 42 hectáreas fueron transformadas en el parque que iba a ser la sede de la "Exposición General y Conmemorativa Rumana" de 1906. El perímetro comprendía un lago artificial de 20.000 metros cuadrados, jardines, 60 pabellones oficiales (entre los cuales hay que mencionar los de Francia, Austria y Hungría), 88 pabellones privados y un parque de arquitectura autóctona; igualmente había tres pabellones etnográficos dentro de los cuales se presentaban diferentes aspectos de la industria doméstica de las provincias en las cuales vivían rumanos pero que se encontraban en aquel momento fuera de las fronteras del estado rumano (Macedonia, Transilvania, Bucovina y Basarabia). Antes que nada, la exposición fue un proyecto de modernización urbana de grandes dimensiones. El gran pantano del sur-oeste de Bucarest, recorrido por un camino con árboles centenarios fue incorporado a la ciudad y transformado en parque público. La puesta en obra fue precedida por un concurso de proyectos, debates profesionales y políticos y un plan general de los trabajos de urbanización (canalización, agua, calles, electricidad). Con la Exposición de 1906 se celebraban simultáneamente tres acontecimientos muy importates: se cumplían 45 años desde que Bucarest era la capital de un estado creado de nuevo- los Principados Unidos; 40 años de reinado del que iba a ser conocido en la historia como Carlos I y 25 años como rey de Rumanía (los Principados Unidos - el nuevo estado- tardaron 15 años en llamarse Rumanía). En las mismas fechas, dos mil años atrás, las legiones romanas gobernaban la provincia Dacia. Un estado reconocido internacionalmente por la labor del rey, una clase política comprometida con el proyecto de liberalización de las estructuras económicas y sociales y dispuesta a aprender el ejercicio de la democracia y, no en último lugar, la reivindicación del gen latino del pueblo rumano fueron los temas principales de la Exposición nacional. La exposición de Bucarest materializó en los edificios construidos un manifiesto nacional y patriótico. El proyecto de modernización política y social se quiso reflejar en la diversidad de estilos arquitectónicos adoptados, tanto locales como de índole universalista (Art Nouveau) y demostró, de esta manera, la integración del espacio rumano en la corriente de las evoluciones culturales, económicas y políticas europeas. El plan general de la Exposición fue diseñado por el urbanista francés Edouard Redont con la colaboración del despacho de arquitectos de Stefan Burcus y Victor Stefanescu y teniendo como inspector técnico a I.D. Berindey. Parte de la exposición fue dedicada a la reproducción o interpretación de la arquitectura y las instalaciones técnicas tradicionales (molinos, haciendas, salinas, instalaciones de extracción de petróleo); se realizaron también obras que aludían al estilo medieval (una iglesia medieval, la torre de agua, algunos pequeños pabellones construidos como baluartes). El pabellón real fue construido en el estilo romántico local que luego iba a ser conocido como Neo-rumano. Con la Exposición de 1906, en la capital del país se estrenaba, junto al estilo nacional, un impresionante Art Nouveau. El Pabellón de las Industrias no hizo más que reflejar el compromiso de la nueva arquitectura con las tendencias modernizadoras del momento. El espacio de la Exposición y algunos de los pabellones construidos en 1906 (el Palacio de Cultura, el Pabellón Real, pequeños edificios en estilo nacional) fueron utilizados hasta los años de la segunda guerra mundial para actos públicos y exposiciones nacionales e industriales. En los años 60 el parque cambió su cara para poder incorporar un monumento conmemorativo de los líderes comunistas. Actualmente se conservan la iglesia, la torre "medieval", las "arenas romanas" y parte de los paisajes originales.

Parque historico

Artistes: Dimitrie Paciurea, Fritz Storck, Filip Marin