Casa Salleras
Rambla, 16
Figueres
1904

Arquitecto
Josep AZEMAR i PONT

Vivienda, bajos comerciales

Casa entre medianeras de planta baja y dos plantas piso situada en el paseo principal de la ciudad. Es una de las grandes obras del arquitecto Azemar, y donde utiliza con más profusión la decoración vegetal y floral. Especialmente el motivo de la rosa, muy popular en el Modernisme, se repite en diversos lugares del edificio y con diversas técnicas. De este edificio destaca en primer lugar la tribuna central, que se complementa con el balcón situado encima y con los balcones corridos a lado y lado. Es un elemento elegante, de diseño refinado, dividida con una perfilería de hierro que reinterpreta los ventanales trilobulados góticos con motivos florales y vegetales en hierro. Su decoración se completa con cerámica lisa, cerámica en trencadís o azulejos con decoración floral, así como con vidrieras, también con decoración floral, barandillas de hierro forjado en los balcones y un elemento de remate, también de hierro forjado, de gran riqueza decorativa. Después, hay que mencionar el remate del edificio con elementos revestidos de trencadís y piezas escultóricas con motivos vegetales. En las equinas aparecen unas pilastras que sobresalen de la línea de remate general y que están decoradas con cerámica en su parte superior, recordando vagamente las chimeneas gaudinianas. Por debajo de la cerámica aparece un friso con rosas y en la parte inferior, a modo de ménsula, una pieza modelada a base de rosas. Continuando hacia abajo estas pilastras, hay que hacer mención de los elementos de remate lateral del edificio, con esgrafiados florales. En ciertas partes de la fachada también hay un esgrafiado con rosas. Hay que decir que estos esgrafiados son del mismo tono del fondo, no buscan un efecto de color, de tapiz o de papel de pared, como sucede en la casa Gustà o la casa Cruañas. Hay que verlos de cerca para apreciarlos. No es que el color no sea importante, ya que combinaciones de verdes, azules, amarillos y blancos se dan a través de elementos cerámicos en la tribuna y en los remates. Por último, cabe apreciar otros pequeños detalles, como los capiteles vegetales y frutales de los portales y las persianas y zona superior de las balconeras de la planta primera, entre otros. No es una casa que destaque chillonamente ni cargada de decoración, como sucede a veces en el Modernisme, sino una casa de un gran refinamiento y elegancia, que sólo contemplando detenidamente va mostrando todos sus elementos decorativos y su encanto.


Bien Cultural de Interés Local (P.E.P. del centro histórico de Figueres)