Edificio La Caixa
c. Major, 2-6 Rambla Antoni Vidal, 20-22
Sant Feliu de Guíxols
1923

Arquitecto
Rafael MASÓ i VALENTÍ

Caja de ahorros, biblioteca

Edificio de planta baja y piso, destinado a sede de una caja de ahorros y biblioteca patrocinada por la entidad. Está situado en la esquina entre la una de las Ramblas o paseos de la ciudad y la calle Major. Es un bloque alargado, con la parte más estrecha hacia la Rambla. Rafael Masó marca la esquina situando dos arcos de acceso a un porche abierto en el ángulo y “levantando” la planta baja en este punto. Como contraposición, coloca un torreón cuadrado de tres pisos y contundente cubierta piramidal en el extremo opuesto del edificio, que inicialmente contenía la puerta de acceso a la biblioteca, situada en aquella ala del edificio (Actualmente esta puerta ha sido trasladada a la calle contigua y en su lugar se ha colocado una arcada similar a las demás). Además de estos juegos de volúmenes, el edificio presenta una diferenciación de niveles muy marcada. La planta baja es de piedra vista. Los sillares almohadillados contrastan con la piedra lisa de elementos singulares como zócalos, arcos, pilares y columnas de las arcadas que forman puertas y ventanas. Esta planta queda perfectamente delimitada con una potente imposta también de piedra lisa que recorre horizontalmente toda la planta y se levanta un poco para reforzar la esquina. La primera planta, así como el torreón, presentan una fachada en color crema que contrasta fuertemente con el color gris claro de la piedra. Este piso tiene un carácter marcadamente horizontal que se consigue con las ventanas apaisadas unidas por los dinteles, y separadas sólo por pequeños pilares, y por la fuerte línea del alero. Finalmente, las cubiertas, de fuerte pendiente y color oscuro –de pizarra-, son el tercer elemento cromático que se distingue en altura. Este edificio pertenece a la época de mayor productividad de Rafael Masó. Tiene un interés especial porque es la primera obra de nueva planta donde aparece un tono a la vez moderno y tradicional y en que la tradición catalana se convierte en punto de referencia por encima de la modernidad de la arquitectura centroeuropea que hasta entonces dominaba en sus edificios. Pero una tradición que quiere convertir en lenguaje contemporáneo. Es pues un edificio noucentista, de ese primer Noucentisme, que aunque animado por un espíritu bien diferente del Modernisme, mantiene el interés por los detalles decorativos, la fuerza expresiva de los materiales, el uso del hierro forjado y la cerámica, etc. Así, en este edificio hay que tener en cuenta una serie de elementos, procedentes de la tradición, como las doble columnas achaparradas que sostienen los arcos de la planta baja, las semicolumnas recubiertas de cerámica de las ventanas del primer piso, las rejas renacentistas, el alero de madera y cerámica, el uso de escudos como motivo ornamental –en cerámica o piedra-, los relieves dentados o de cordón que utiliza junto con las columnas de piedra, etc.


Bien Cultural de Interés Local (Catálogo del patrimonio arquitectónico y elementos de interés histórico y artístico de Sant Feliu de Guíxols)