Casa Ensesa
c. Barcelona, 68
Girona
1911-1932

Arquitecto
Rafael MASÓ i VALENTÍ

1932 : Vivienda, oficinas
2003 : Conservatorio de música

Edificio aislado de planta casi cuadrada, destinado a oficinas y vivienda del propietario de la harinera Montserrat, el industrial Josep Ensesa. Precisamente, el esgrafiado de la fachada es una alegoría de Montserrat, montaña y monasterio que son uno de los símbolos de Cataluña. Este edificio hay que situarlo dentro del Noucentisme, con una fuerte influencia de la Sezession vienesa, movimiento con el cual tenía vínculos Josep Ensesa. Es una de las primeras obras del período más creativo de Masó, donde desarrolla un lenguaje propio, con obras planteadas de manera clara y purista, y con elementos de la arquitectura popular con un tratamiento arcaísta. En aquel momento el edificio se situaba en lo que era una zona industrial, transformada ahora en una zona residencial y comercial bastante céntrica. Este edificio es una de las imágenes destacadas del paisaje urbano de esta zona. Es una reforma de un edificio anterior del que se conserva la fachada norte. La fachada oeste era una medianera y es ciega. El edificio concentra la atención en el eje de acceso, en la fachada este, con un remate a modo de frontón que se eleva por encima del resto del edificio. Un segundo frontón de menor relevancia se encuentra en el centro de la fachada sur. Los recursos expresivos del edificio se basan en texturas, estucos, cerámicas, esgrafiados o vidrio, la articulación de las aberturas y sus composiciones, recogiendo de ese modo una cierta herencia del Modernisme, al menos en la importancia de los materiales y del color, aunque en muchos otros aspectos las ideas en que se basa el Noucentisme son opuestas a las del Modernisme. Más tarde, en 1932, Masó realiza la valla con la caseta del guarda y un almacén hoy desaparecido en un lenguaje próximo a un racionalismo expresionista de bastante interés, también con un gran cuidado en la expresividad de las texturas de material. En 1989, el Municipio adquirió el edificio en el contexto de una ordenación urbanística. Fue destinado a sede del Conservatorio de Música Municipal “Isaac Albéniz”. Se hallaba en un estado de abandono. El proyecto de Bosch, Domínguez y Nogués ha devuelto a las fachadas, los elementos de acabado y al vestíbulo, en el cual destaca una lámpara diseño del propio Masó, y a la escalera principal, su estado básico original, y ha adaptado el resto, que había ya sufrido importantes modificaciones, especialmente en una reforma de 1947, a las necesidades de un conservatorio. Destaca el tratamiento que se ha dado a la pared ciega, con un revestimiento de madera, continuado en la azotea con la caseta de instalaciones y la restitución volumétrica también con un acabado de lamas de madera de las dos tribunas de la fachada sur, transformadas en una gran tribuna a lo largo de toda la fachada en 1947. Rehabilitación : Manel BOSCH i ARAGÓ / Fernando DOMÍNGUEZ i VÁZQUEZ / Montserrat NOGUÉS i TEIXIDOR (1993)


Bien Cultural de Interés Local (P.E.P. del patrimonio de Girona)